Protege tu casa de intrusos también digitalmente

Protege tu casa de intrusos también digitalmente

La tecnología nos invade, lo hace de tal manera que muchas veces perdemos la conciencia de hasta qué punto la utilizamos en las tareas más cotidianas y podemos cometer imprudencias que no cometeríamos en el mundo offline.

Repasamos algunas de las consideraciones más importantes a la hora de proteger nuestra casa a intrusos digitales.

  • La geolocalización

La ubicación de nuestra casa no tiene por qué ser un dato que debamos proteger a toda costa, mucha gente y empresas saben donde vivimos, sin embargo, mostrar nuestra ubicación en tiempo real sí puede traernos problemas si no controlamos qué mostramos, dónde y cuándo.

Si no tenemos restringido el acceso a nuestra ubicación a todas las aplicaciones de nuestro teléfono, podemos estar mostrando a todos nuestros amigos (y a los que no son amigos) y a usuarios de las aplicaciones dónde estamos en cada momento y por defecto cuando nuestra casa está vacía, por ejemplo.

También podemos mostrar sin querer nuestras rutinas y recorridos habituales de casa al trabajo o a recoger a los niños al colegio y por tanto donde se encuentran ellos.

Por tanto, configura tu dispositivo móvil para que las apps te pidan permiso para acceder a tu ubicación y así aprobarla sólo cuando la necesites. Comprueba que tus redes sociales no difunden tu posición al publicar.

  • Cámaras (Portátil, tabletas, incluso pulseras y relojes)

Buena parte de los dispositivos que tenemos en casa incorporan cámara para aportar funcionalidades añadidas aunque habitualmente no sea su uso principal. A día de hoy relojes, pulseras de actividad, reproductores de música digital o incluso algunos juguetes de los más pequeños pueden convertirse en una ventana indiscreta a la intimidad de nuestro hogar.

Siempre que sea posible desconéctala o tápala con una cinta adhesiva mientras no la estés utilizando para evitar que un extraño pueda verte si se hace con el control del dispositivo sin que te des cuenta.

  • Conexiones Wifi

La wifi de nuestra casa puede ser una puerta abierta a nuestros datos más privados. No solo fotografías o archivos personales si no también documentación legal o bancaria que tengamos en casa o incluso a la que accedamos online a través de esta red.

Es imprescindible que le pongamos una contraseña e incluso, para más seguridad, que cambiemos la que viene por defecto por otra semejante pero que no puedan ser relacionada con el nombre de la red ya que existen aplicaciones, más o menos sencillas, que descifran estas contraseñas.

Por otro lado debemos tener muchísima precaución con las redes de wifi públicas ya que no suelen ser redes muy seguras y en las que además puede entrar cualquier usuario aunque sea con malas intenciones. NUNCA bajo ningún concepto entres a las aplicaciones de tu entidad bancaria o introduzcas datos muy sensibles estando conectado a una red de este tipo. 

  • Cámaras de seguridad en nuestro hogar

La LPD tiene unas indicaciones muy claras que se refieren a nuestras obligaciones y derechos si tenemos cámaras de seguridad en nuestra casa. Las dos más básicas son nuestra obligación de informar que la cámara existe, que está grabando y dónde y a quién reclamar nuestro derecho de no ser grabado en el caso de querer hacerlo y la segunda: la prohibición de grabar espacios públicos a excepción de un trozo (lo mínimo posible) de la calle en una cámara que vigile nuestra entrada.

  • Domótica

Aunque las instalaciones de Domótica tienen en su mayoría como objetivo aumentar la seguridad de nuestra casa, cuentan con Internet como su principal aliado y, como todo lo que está conectado, también pueden exponerse a intrusiones de terceras personas.

  • Cambiar nombre de nuestra red y contraseña.
  • Podemos incluso configurar nuestra red para que solo se conecten los dispositivos que aprobemos previamente.

Sin Comentarios