Los brotes verdes

Los brotes verdes

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística La contratación de hipotecas para la compra de una vivienda ha vuelto a repuntar hasta un 9,2%. Esta vuelta a la senda del crecimiento, después de la recaída experimentada en abril, ha devuelto el optimismo al Gobierno y al sector inmobiliario a pesar de que, en lo que va de año, los incrementos no han sido tan grandes como los que se registraron en 2016, e incluso nos hemos ido encontrando con caídas pronunciadas.
La lectura positiva es que podemos notar que la financiación sigue consolidándose como consecuencia de una mayor liquidez. Esos vaivenes, que a veces asustan, son prueba de la normalización hacia la que tiende el mercado inmobiliario e indican que estamos lejos de una nueva burbuja inmobiliaria puesto que los bancos son muy cautos y prudentes a la hora de seleccionar para conceder hipotecas. Aún así, tendrán que pasar años para que el sector inmobiliario recupere los niveles de épocas pasadas, antes de que fuese muy dañado con caída de la construcción, que ha arrastrado consigo a numerosas industrias vinculadas como cementos, pinturas, vidrio, madera, aluminios, hierros, etc. y afectó especialmente a la actividad inmobiliaria, pues la menor demanda elevó el stock de propiedades disponibles para la venta, en especial de viviendas. La falta de incentivos solo empeoraba la situación.
Esa escasa demanda se explica porque las familias estaban siendo más cautelosas al momento de tomar la decisión de compra, al tratarse de un compromiso de muy largo plazo y mucha responsabilidad.
En tasa intermensual (mayo sobre abril), las hipotecas sobre viviendas se dispararon un 37,1%, en tanto que el capital prestado avanzó un 38,1%. En ambos casos se trata de los mayores ascensos mensuales en un mes de mayo al menos desde 2013. Esperemos que estas cifras que facilita el INE se consoliden en los próximos meses y habrá que esperar a ver cómo reaccionan las familias para constatar si el optimismo de las inmobiliarias y el Gobierno está, o no, justificado.
Por comunidades autónomas, las que registraron el pasado mes de mayo un mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas fueron Andalucía (5.499), Comunidad de Madrid (5.107) y Cataluña (4.812).
Además, en el quinto mes del año, la constitución de hipotecas sobre viviendas aumentó en 10 comunidades respecto al mismo mes de 2016 y bajó en seis, mientras que en Cantabria se mantuvieron sin variación. Las regiones que presentaron los mayores incrementos fueron Extremadura (19,4%), Aragón (18,5%) y Canarias (18,3%) y las que lideraron los descensos fueron Navarra (-21,5%), La Rioja (-5,4%) y Galicia (-3,8%).
Por su parte, las comunidades en las que se prestó más capital para la constitución de hipotecas sobre viviendas fueron Madrid (770,6 millones de euros), Cataluña (682,6) y Andalucía (516,4).
De acuerdo con los datos del organismo estadístico, durante el quinto mes del año se constituyeron 40.194 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de estas últimas se incluyen las viviendas), cifra que supone un aumento del 7,1% respecto a mayo de 2016. El capital de los créditos hipotecarios concedidos repuntó un 25,2% respecto al mismo mes del año anterior, hasta los 5.999 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas ascendió a 149.267 euros, un 16,9% más.
Asesor inmobiliario especializado en Rivas Vaciamadrid

Sin Comentarios