Cañada Real

Rivas se ha puesto manos a la obra para actuar contra las cundas y los vertidos ilegales, dos temas que están en el punto de mira y que preocupan a los vecinos. Por ello, quince mandos de la Policía Local han asistido a una formación para actualizar y mejorar los conocimientos y la práctica para actuar ante las conocidas como “cundas” o taxis de la droga. También han recibido píldoras informativas para perfeccionar la vigilancia y sancionar a aquellas personas o empresas que realicen vertidos ilegales en la ciudad.

FOTO 1 POLICIA RIVAS VACIAMADRID

En cuanto a la actuación contra las “cundas”, los 126 agentes de la Policía Local de Rivas tendrán un amplio margen de actuación y estarán coordinando sus labores con las de los 109 miembros de la Guardia Civil de Rivas y la Policía Nacional. También se aumentará la periodicidad de las reuniones operativas que ya mantienen con el fin de afinar en las acciones de actuación y prevención de delitos.

FOTO 2 POLICIA RIVAS VACIAMADRID

De este modo, los taxis de la droga tendrán más dificultad a la hora de entrar en el municipio. La seguridad es asunto que preocupa y desde el Ayuntamiento han solicitado a la Delegación de Gobierno que refuerce los efectivos de Guardia Civil que patrullan por las calles de Rivas y que se tomen medidas urgentes para acabar con el hipermercado de la droga en el que se ha convertido Valdemingómez.

FOTO 3 POLICIA RIVAS VACIAMADRID

Respecto a los vertidos ilegales, desde el consistorio se está digitalizando y creando bases de datos con la información correspondientes a los puntos críticos de vertido ya localizados. La idea es impedir que se creen nuevos focos, algo en lo que trabajan los cuerpos de seguridad marcando rutas de vigilancia preventiva para localizar con rapidez al infractor y sancionarle. También se ha decidido dificultar el acceso a las zonas de vertido identificadas, en su mayor parte limítrofes con Cañada Real.

Si tienes cualquier duda o quieres ampliar información puedes ponerte en contacto conmigo, a través del espacio de consultas inmobiliarias, o me puedes localizar en BON LAR Asesores Inmobiliarios, especialistas en Rivas Vaciamadrid, en el teléfono: 91 666 11 00.

La zona de la Cañada Real sigue siendo una de las mayores preocupaciones de los vecinos de Rivas y también del Ayuntamiento. La inseguridad, los robos y el estar considerado uno de los mayores puntos de venta de droga son los factores que hacen de la Cañada un lugar sobre el que actuar de manera estratégica. En esa intervención trabajan tanto el Equipo de Gobierno local como el Consistorio de Madrid, la Comunidad y la Delegación en diversas reuniones puntuales.

cañada real rivas vaciamadrid

Rivas reclama la necesidad de actuar urgentemente en esta zona, convertida con el paso de los años “en una bomba de relojería”. Por eso, en la última mesa de Seguridad y Urbanismo, en la que participan las cinco administraciones implicadas en el asunto, se ha acordado el diseño de una hoja de ruta para la actuación definitiva en la Cañada Real.

También se ha fijado las próximas convocatorias de las mesas de Seguridad, Urbanismo y Social. En estos encuentros de trabajo ya se fijó el protocolo de coordinación policial, en el que interviene la Policía Local de Rivas para actuar sobre las “cundas” o taxis ilegales que trasportar drogas, sobre los vertederos ilegales y sobre la quema de cobre.

cañada real rivas vaciamadrid

Además de la intervención inmediata, Rivas pide que se desmantele Valdemingómez de una manera integral y que se pongan en marcha políticas sociales para los habitantes que realmente requieren prestaciones por parte de las administraciones. Este ayuntamiento, en varias ocasiones, ha trasladado a la Delegación del Gobierno de Madrid la inquietud de los ciudadanos ante el aumento de la delincuencia. La Cañada sigue siendo un asunto pendiente para Rivas y para Madrid y una preocupación para los ripenses.

Si tienes cualquier duda o quieres ampliar información puedes ponerte en contacto conmigo, a través del espacio de consultas inmobiliarias, o me puedes localizar en BON LAR Asesores Inmobiliarios, especialistas en Rivas Vaciamadrid, en el teléfono: 91 666 11 00.

Este artículo se ha publicado en la edición de marzo de la revista municipal “Rivas al Día”, y por ser de interés para todos los que estamos preocupados en cómo se resolverá un asunto tan complicado como el de la Cañada Real, lo reproduzco en su totalidad.

 El alcalde defiende ante los responsables autonómicos la urgencia de fijar un plan de intervención social. Se inicia una serie de reuniones técnicas para hablar de soluciones para el conflicto.

“Los responsables de la Comunidad de Madrid empiezan a entender que para buscar una solución duradera y justa para la Cañada Real tienen que contar con Rivas”. Con estas palabras describe, José Masa, los cambios de actitud que se han producido a lo largo del mes de febrero por parte de quienes, en el Gobierno regional, se están encargando de pilotar el proceso que deberá acabar con el mayor conflicto de exclusión social y de seguridad al que se enfrenta ahora la Comunidad de Madrid.

 Tras un inicio de 2013 marcado por el desencuentro, Comunidad y Ayuntamiento de Rivas han retomado la senda de la negociación que se rompió el 22 de enero. Entonces el Gobierno de Ignacio González  filtró a la prensa, antes de informar a los municipios implicados, las líneas maestras de un plan urbanístico con el que pretende ordenar la Cañada Real.

 El pasado 8 de febrero, el consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, invitó al alcalde de Rivas a una reunión que sirvió para reabrir los canales de negociación entre las dos administraciones.

El encuentro sirvió para que el responsable de la Comunidad de Madrid le trasladara al regidor ripense, por primera vez, los términos de un plan del que sólo se conocían unas infografías enviadas en un CD.

BÚSQUEDA DE ALTERNATIVAS

“Si hubiéramos tenido esta conversación antes seguro que Rivas habría estado en la firma del Protocolo de Seguridad” señaló a la salida del encuentro el alcalde de Rivas. Masa se refería al acto celebrado el 6 de febrero, en la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid y en la que estuvieron presentes su presidente Ignacio González; la alcaldesa de Madrid (Ana Botella) y el de Coslada (Raúl López), y la delegada del Gobierno (Cristina Cifuentes).

 “Nosotros preferimos el trabajo serio antes que las fotos y los titulares”, recalca Masa, para quien “no tenía ningún sentido” que Rivas refrendara un protocolo sobre seguridad sin que antes se hubiera consensuado un Plan de Intervención Social para las personas que habitan la Cañada Real “y a las que se les debe facilitar el acceso a los derechos básicos de los que ahora carecen”.

La delegación de Rivas, de la que también formaba parte el edil de urbanismo, Fausto Fernández, insistió al consejero Fermosel sobre la urgencia de avanzar de forma integral y acompasada en los planes urbanístico y social. “El Ayuntamiento de Rivas va a seguir defendiendo que entre los habitantes de la Cañada hay una enorme diversidad de casos que deberán contar con soluciones factibles”, insiste el regidor ripense.

 COMPLEJIDAD

 El 22 de febrero fue una delegación de la Comunidad de Madtrid la que acudió al Ayuntamiento de Rivas para mantener una reunión que diera continuidad a lo iniciado. “La complejidad de la situación exige que fijemos alternativas que puedan realizarse”, añadió el concejal de Urbanismo ripense, al tiempo que informaba de que las reuniones de trabajo se repetirán a lo largo del mes de marzo.

 Seguiremos pendientes del resultado de la nuevas reuniones de trabajo que han anunciado para este mes de marzo.

Por noticias publicadas en diferentes medios de comunicación, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid no ha querido firmar el “Protocolo de Seguridad” aprobado por la Comunidad de Madrid, el alcalde José Masa, reclama un plan de integración social previo, según dice, cualquier propuesta que no aborde “de manera consensuada” los realojos y medidas de insercción social “terminará fracasando”, el alcalde está molesto y dice que “Si hubiéramos tenido esta conversación antes, seguro que Rivas hubiera estado en la firma del Protocolo de Seguridad”.
Cañada Real en Rivas Vaciamadrid
Cañada Real en Rivas Vaciamadrid
Según la Comunidad de Madrid, en las próximas semanas tendrán lugar nuevas reuniones y, esperemos por el bien de todos que se avance en la negociación de las condiciones del “Protocolo de Seguridad”,  del cual estaría bien que se nos proporcionará a todos los ciudadanos más información, de igual manera, el Ayuntamiento de Rivas, podría detallar como es su propuesta de un “plan de integración social previo”, porque opinar sobre “nombres” de una actuación tan importante sin conocer su contenido, pues resulta muy complicado.

Por otra parte, el municipio vecino de Coslada  sí lo ha firmado, por si alguien no lo sabe es Ayuntamiento de Coslada es “PP” y el Ayuntamiento de Rivas es “IU”, ¿tendrá esto algo que ver?.

Viviendas de dos alturas y zonas verdes en la re-ordenación de la Cañada Real Galiana

Madrid, 22 ene (EFE).- La Comunidad de Madrid propondrá a los 7.725 vecinos censados en la Cañada Real y a los Ayuntamientos de Madrid, Coslada y Rivas Vaciamadrid un modelo urbano para la zona caracterizado por viviendas unifamiliares de dos plantas y espacios verdes a lo largo de esta antigua vía pecuaria.
 
La propuesta del Gobierno regional trata de dar solución a una “cuestión pendiente” desde hace 50 años, los “asentamientos de población” que de forma gradual se han producido en la Cañada Real Galiana, cuyo suelo es actualmente bien patrimonial de la Comunidad de Madrid, explica el consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria.
 
Uno de los ejes de la propuesta de la Comunidad de Madrid pasa por facilitar que los actuales propietarios de una vivienda en la Cañada puedan comprar en condiciones preferentes el suelo en el que se ubica su inmueble para poder legalizar y regularizar su situación.
Cañada Real a la altura de Rivas
Cañada Real a la altura de Rivas
 Dado que el suelo es de titularidad pública, a día de hoy los vecinos no figuran en el Catastro, por ejemplo, ni figuran en los diferentes registros municipales.
 
Además, el programa para los 14,5 kilómetros de la Cañada Real propone mantener la actual población, urbanizar y facilitar servicios básicos, ordenar los seis sectores en que se divide la vía, erradicar las infra-viviendas y chabolas y acabar con las actividades delictivas en la zona con más operaciones de las fuerzas de seguridad.
 
Todas estas actuaciones, que se extenderán durante años hasta su ejecución definitiva, permitirán abrir la Cañada a nuevos inquilinos, que podrán comprar suelo a un mismo precio que los actuales inquilinos, pero en condiciones no preferentes.
El modelo de referencia será el barrio madrileño Rosa de Luxemburgo de Aravaca, con viviendas unifamiliares y “sostenibles” de dos plantas y espacios verdes a ambos lados de la vía, “espíritu de vecindario” y donde se mantendrá el “máximo” de construcciones existentes que cumplan los parámetros y las normas municipales.
 
El programa se completará “después de varias fases y después de varios años”, advierte Victoria, que calcula que en el plazo de un año o año y medio podrían estar preparados los planes urbanos necesarios para comenzar las reformas.
Para ello, la Comunidad de Madrid presentará esta propuesta a partir de hoy a los municipios y a la Delegación del Gobierno para alcanzar una propuesta global de tipo urbanístico, social, sanitario y de seguridad.
Según los datos de los censos municipales facilitados por el consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, viven en las 107 hectáreas de la Cañada Real un total de 7.725 personas, de las que 5.666 son habitantes del municipio de Madrid; 1.132 de Rivas Vaciamadrid y 927 de Coslada.
 
Además, figuran en esos balances hasta 2.227 viviendas registradas -1.707 de Madrid, 316 de Coslada y 249 de Rivas Vaciamadrid– y 183 naves industriales.
Cañada Real a la altura de la m-50
Cañada Real a la altura de la m-50
 La Comunidad de Madrid destaca que la composición de población de los seis sectores y sus necesidades es muy diversa: en los zonas 1, 2, 3 y 6 la población española es muy mayoritaria, frente a los sectores 4 y 5, con mayor presencia de población extranjera, especialmente de origen magrebí, o de etnia gitana.
 
Las necesidades de los sectores son diferentes, ya que mientras que los números 1 y 2 no necesitan de una intervención social, ya que son zonas consolidadas donde el problema central es más bien de propiedad, los otros tienen más necesidades en el plano urbanístico (2 a 5), social y de seguridad (6).
 
Tanto Fermosel como Victoria destacan que la “consolidación” de la Cañada Real será autofinanciada, puesto que se re-invertirán en la urbanización de la zona los ingresos derivados de la compraventa del suelo.
Los realojos afectarán en último término a los propietarios censados que no quieren comprar el suelo donde su ubica su domicilio o que residan en infra-viviendas.
 
Tras un centenar de reuniones con los vecinos, asociaciones y las administraciones afectadas desde febrero de 2012, la Comunidad de Madrid comenzará hoy con los encuentros con Ayuntamientos y vecinos.
La responsable de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Madrid, Paz González, que se reunirá esta tarde con el consejero de Servicios Sociales, ha defendido una propuesta “coordinada de todas las administraciones” que plantee una solución “global” para la Cañada.
 
“Los realojos se tienen que asumir de forma conjunta por todas las administraciones”, ha indicado en declaraciones a Efe González, que ha destacado las diferentes “características de cada sector y ha agregado que tanto Rivas como Madrid defienden “asumir entre todos los costes y los plazos”.
 
“Noticia de la Agencia EFE”
 
Seguimos al tanto de las noticias relativas a la Cañada Real a su paso por Rivas Vaciamadrid y, veremos cual es la “solución definitiva” que se toma respecto a este complicado asunto, que afecta a tantas, tantas familias.